Psicología: ¿qué es la hipersensibilidad?

¿A menudo siente la necesidad de aislarse? ¿Las emociones de los demás te preocupan? ¡Puedes ser hipersensible!

La hipersensibilidad es un rasgo que afectaría a casi una de cada cinco personas. Más allá de la fragilidad, las personas hipersensibles tienen muchas cualidades que pueden convertirse en sus puntos fuertes.

¿Cómo sabes si eres hipersensible?

La hipersensibilidad es un rasgo innato, lo que significa que no puede cambiarla, pero puede aprender a reconocerla y vivir con ella.

Hay varios signos comunes de hipersensibilidad: mayor empatía por las emociones de los demás y el medio ambiente, la tendencia a retirarse y aislarse para proteger y sentirse mejor, la percepción exacerbada de los detalles que pueden complicar la toma de decisiones, la culpa de tomar la decisión equivocada o lastimar a otros, la tendencia a estar más ansioso o deprimido, la experiencia de las emociones de una manera más intensa y la sensibilidad exacerbada por los críticos.

Siendo hipersensible, ¿es esto un activo?

La forma en que un hipersensible será valorado o no depende de la cultura en la que evoluciona y su entorno. En Asia, por ejemplo, la sensibilidad es un cumplido.

Comprender su hipersensibilidad la convierte en un activo para profundizar las cosas, tener una mayor percepción de los detalles, tomarse el tiempo para pensar antes de tomar una decisión, mejorar el trabajo en equipo a través de la percepción de las emociones de los demás y ser más atento.

¿Cómo manejar su hipersensibilidad?

Pueden ser necesarias varias cosas para ayudar a cada persona hipersensible a manejar mejor sus dificultades diarias: siempre tómese el tiempo para pensar antes de decidir, reservar el aislamiento, preferir actividades individuales, trabajar solo en una oficina, dedicar tiempo a escucha tus emociones y aprende a distanciarte de las emociones y las críticas de los demás.